jueves, 11 de diciembre de 2008

Cómo parecerse a Finlandia

Misukka anima a los países a fomentar el respeto por la enseñanza y preparar a los profesores para que sepan detectar a tiempo los problemas de sus alumnos. Sólo así dispondrán de la base para pasar por la evaluación PISA con buena nota.

¿Por qué? Eso mismo se preguntan el resto de sistemas educativos, cuando comprueban edición tras edición que Finlandia lidera una vez más los exámenes de PISA. Y quién mejor para contestar, que la secretaria de Estado del Ministerio de Educación finlandés, Heljä Misukka, que, orgullosa del éxito de su país, enumeró los ingredientes secretos que componen la fórmula del “éxito” educativo. Supongo que es una pregunta que ha tenido que contestar infinidad de veces.

Pero, ¿cuál es el secreto que hace posible el triunfo de Finlandia en PISA?
En primer lugar me gustaría aclarar que para entender el secreto de Finlandia en PISA no podemos hablar de un secreto sino de la sinergia de múltiples factores. Uno de ellos es disponer de profesores altamente cualificados y muy comprometidos con su trabajo. También que la profesión de maestro en nuestro país es muy popular y eso provoca que una gran parte de los jóvenes quieran ser profesores y, a su vez, que las universidades pueden seleccionar candidatos de muy alta calidad.

¿Cómo influye el salario de los maestros, que en otros países suele ser mediocre, en esa amplia demanda?
No afecta especialmente. El salario del maestro en Finlandia se sitúa en la media de los países de la OCDE, pero no es extraordinariamente bueno. Creo que la elección de los jóvenes tiene más que ver con el valor que la sociedad finlandesa le concede a la Educación y la actitud que tiene ante la profesión de maestro, que es muy buena. Y no sólo eso, sino que disponemos de estándares muy descentralizados que permiten a los profesores ser muy independientes en su trabajo. Por ejemplo, pueden elegir los métodos de enseñanza o el tipo de material que prefieren utilizar con sus alumnos y pienso que esto también les motiva. Además, en Finlandia no hay inspectores detrás de la esquina para ver cómo trabajan los maestros. Y esa libertad y confianza les ayuda también en su trabajo.

Aparte del rol que juegan los profesores, ¿qué otros factores contribuyen a que en Finlandia una mayoría de la población posea el título de Bachillerato?
Creo que la gratuidad de la Educación obligatoria es también un factor muy importante. En Finlandia no hay que pagar nada ni por la enseñanza durante los nueves años que componen la obligatoria, pero tampoco por los libros, el material, las comidas escolares, el transporte, el sistema sanitario y el dental. Y también lo es la equidad de nuestro sistema. Para nosotros tan importante como liderar las pruebas de PISA fue comprobar la escasa diferencia que había entre los resultados de los niños y las niñas.

¿Cree que su sistema educativo es posible exportarlo? Mucha gente se pregunta por el éxito de Finlandia en PISA y por el tipo de enseñanza que utilizamos, pero no creo que sea algo tan fácil de imitar. Se pueden copiar algunas cosas, pero habría que cambiar también la actitud de la sociedad ante la Educación, por eso no es tan fácil. En algunos países europeos, como ocurre en España, uno de los principales problemas educativos es que muchos niños fracasan cuando llegan a Secundaria.

¿Cómo cree que se puede luchar contra este fenómeno?
Nosotros también tenemos fracaso escolar en Finlandia. Y para combatirlo en la actualidad estamos intentando crear proyectos de aprendizaje más flexibles. Estamos buscando tipos de aprendizaje específicos para los chicos. Digo chicos porque es curioso, pero a diferencia de los países en desarrollo, donde son las niñas las que abandonan el colegio antes, en los industrializados son especialmente los chicos los que fracasan. Creo que es fundamental flexibilizar la enseñanza.

En el caso en que los estudiantes suspendan ¿apuesta por la repetición del curso?
No, no creo que la repetición sea la solución. Cada niño debería estar en el curso acorde con su edad. Creo que la clave está en prevenir la situación antes de que llegue a producirse. Los profesores deberían ser capaces de detectar qué estudiantes tienen algún tipo de problema y desarrollar diferentes métodos de enseñanza en función de las necesidades de cada niño.

¿Qué consejo nos daría para afrontar PISA 2009 con buen pie?(Risas).
La clave está en disponer de profesores bien cualificados y conseguir que estén motivados con su trabajo. Partiendo de esa base, se puede conseguir mucho.

Consejos para parecerse a Finlandia
Cúmulo de factores
La secretaria de Estado defiende que el secreto de Finlandia no se congrega en un único factor sino en la combinación de varios.

Pesa más el respeto
Los resultados de Finlandia demuestran que para los docentes es mayor incentivo el respeto que les otorga la sociedad que un sueldo excesivo. “En Finlandia el sueldo docente no es extraordinariamente bueno”, reconoce Misukka.

Un sistema igualitario
Las diferencias que en otros países existen en las notas entre niños y niñas o entre regiones en Finlandia son mucho menores. La equidad del sistema finés es otra de sus claves del éxito.

¿Se puede exportar?
La secretaria de Estado reconoce la dificultad de imitar su sistema educativo por basarse en una combinación de factores. Y defiende que tan importante como adoptar sus características es cambiar la concepción que la sociedad tiene de la enseñanza.

Fracaso Escolar
El mal del fracaso escolar también afecta a la elogiada Finlandia. Misukka apuesta por flexibilizar la enseñanza para mejorar los resultados.Prevenir mejor que curar
Finlandia recomienda detectar los problemas antes de tener que subsanarlos; y no aconseja la repetición como estrategia recuperatoria.

Nota aparecida en Magisnet edición digital del magisterio del 11 de diciembre de 2008
http://www.magisnet.com/articulos.asp?idarticulo=3824

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis sitios

Google+