domingo, 29 de noviembre de 2009

Informe TALIS. Conclusiones

La primera perspectiva comparativa a nivel internacional de las condiciones de enseñanza y aprendizaje que ofrece TALIS pone de manifiesto importantes retos para los responsables de las políticas educativas y para la profesión docente.

Más de uno de cada tres profesores trabaja en un centro que, en opinión de su director, sufre la falta de profesores cualificados. La ausencia de equipamiento adecuado y de apoyo educativo son otros obstáculos que dificultan una enseñanza eficaz. A esto se suman, en algunos países, aspectos negativos del comportamiento de los profesores, tales como absentismo o falta de preparación pedagógica. Las informaciones de los profesores acerca de demandas de desarrollo profesional no satisfechas, en especial en áreas relacionadas con la dedicación que se presta a un número creciente de grupos heterogéneos de aprendizaje, el uso eficaz de las herramientas de información y comunicación y el comportamiento de los alumnos, indican que los propios profesores a menudo no se consideran suficientemente preparados para enfrentarse a los desafíos que se les plantean. Esto queda subrayado por el hecho de que uno de cada cuatro profesores comunica perder al menos un 30 % de su tiempo lectivo por el comportamiento perturbador de los estudiantes o por tareas administrativas.

No obstante, TALIS ofrece también numerosas perspectivas esperanzadoras. No solo los resultados positivos en algunos países señalan a los demás que los retos pueden ser asumidos con éxito, sino que hay modelos que indican que los profesores están aceptando los desafíos y buscan activamente avanzar en su profesión. TALIS destaca que un desarrollo profesional mejor y más orientado a los objetivos constituye uno de los caminos hacia la eficacia. Muestra que los profesores que toman parte en cursos de cualificación dedican cantidades considerables de tiempo y dinero a actividades que, en su opinión, son eficaces. Al mismo tiempo, un número relativamente escaso de profesores participa en este tipo de actividades y los que lo hacen, a menudo muestran su frustración por la falta de tiempo suficiente. Esto sugiere la necesidad de revisar la cantidad de tiempo y dinero que se pone a disposición de los profesores para estos cursos. Otro problema es el fenómeno más extendido de las necesidades importantes insatisfechas que, para un 42 % de los profesores, se asocian con la falta de oferta de oportunidades de desarrollo profesional apropiado.

Esto indica que una correcta evaluación de la provisión de oferta y apoyo a las necesidades de formación y desarrollo debería ser una prioridad en muchos países. El hecho de que una proporción considerable de profesores sufrague los costes completos de su desarrollo profesional pone de manifiesto que muchos profesores están dispuestos a aportar su contribución al avance de su carrera y su profesión, aunque también se debe considerar su capacidad para pagar dichos costes. TALIS señala igualmente que, por lo general, existen muchas más posibilidades de que los profesores aprendan de sus colegas, aunque los profesores comunican una colaboración relativamente infrecuente entre el conjunto del profesorado, excepto en lo que se refiere a un mero intercambio de información.

La mejora de esta situación requerirá una adecuada dirección educativa, así como el desarrollo de políticas eficaces de desarrollo de recursos humanos en los centros. La recepción, generalmente positiva, por parte de los profesores de su evaluación y el retorno de información sobre su trabajo ofrece una indicación adicional de su disposición a progresar en su profesión. El hecho de que cuanto mayor sea la información que reciben los profesores en su trabajo, mayor es la confianza en su capacidad para enfrentarse a los desafíos educativos indica que este es otro instrumento apropiado para elevar los resultados educativos.

TALIS indica que en muchos países las políticas públicas tienen ahora la obligación de desarrollar un programa de evaluaciones más eficaz y positivo en los centros de enseñanza, garantizando que la calidad del trabajo de los profesores sea debidamente reconocida y recompensada.

Las estrechas asociaciones entre factores tales como un entorno positivo en el centro, las ideas acerca de la enseñanza, la cooperación entre profesores, la satisfacción laboral de los profesores, el desarrollo profesional y la adopción de una serie de técnicas educativas son indicaciones adicionales de que las políticas públicas pueden configurar eficazmente las condiciones para una enseñanza eficaz. Al mismo tiempo, el que gran parte de la variación de estas relaciones radique en diferencias entre profesores individuales y no entre centros o países subraya la necesidad de llevar a cabo intervenciones individualizadas y orientadas hacia los profesores, en lugar de las tradicionalmente predominantes en las políticas educativas, dirigidas a los centros en su totalidad o a todo el sistema.


Es probable que los desafíos a los sistemas de educación se intensifiquen. Será necesaria la creación de sistemas educativos basados en datos y «ricos en conocimientos», en los que los directores escolares y los profesores actúen como una comunidad profesional y tengan la autoridad para hacerlo, dispongan de la información necesaria para actuar con sabiduría, y tengan acceso a sistemas eficaces de apoyo que les ayuden a implementar los cambios. Sin embargo, los resultados de TALIS señalan que en muchos países la educación todavía está lejos de convertirse en una industria del conocimiento, en el sentido de que sus propias prácticas estén siendo transformadas por el conocimiento de la eficacia de sus propias prácticas. En otros muchos sectores, el personal accede a su vida profesional con la esperanza de que su práctica se vea transformada por la investigación, pero los modelos de participación en el desarrollo profesional y en la evaluación de los profesores y sus prácticas indican que no es este el caso todavía en la enseñanza. No obstante, las percepciones generalmente positivas que los profesores comunican sobre la evaluación de su trabajo y el retorno de información que reciben, así como la demostración del compromiso profesional para buscar oportunidades de mejorar, que se ponen de manifiesto en TALIS, son signos esperanzadores de que la educación puede convertirse realmente en la profesión rica en conocimientos a la que se ha hecho mención más arriba. La OCDE seguirá desarrollando instrumentos similares a TALIS para analizar la eficacia con la que los países encaran los desafíos.


 


Fuente

Informe TALIS

La creación de entornos eficaces de enseñanza y aprendizaje.

Síntesis de los primeros resultados

OCDE

199013_TALIS.pdf 

miércoles, 11 de noviembre de 2009

INFORME TALIS, PERFIL DE LOS PROFESORES DE LA PRIMERA ETAPA DE ENSEÑANZA SECUNDARIA Y SUS CENTROS

TALIS establece un perfil de profesores de la primera etapa de enseñanza secundaria y sus centros con el fin de contextualizar los hallazgos del estudio.

En todos los países TALIS, la mayoría de profesores es de sexo femenino: casi un 70 % de media, con incrementos hasta el 80-85 % en Bulgaria, Eslovenia, Estonia, Lituania y República Eslovaca. Dos preocupaciones sobre este desequilibrio son la falta potencial de modelos de rol para chicos desorientados y el posible efecto sobre déficits educativos si los varones no consideran las carreras docentes. España, México y Turquía muestran un equilibrio algo mayor, con más de un 40 % de profesores del sexo masculino.


Por otra parte, solamente el 45 % de los directores de centros de enseñanza es mujer, lo que sugiere la existencia de un «techo de cristal» para las posibilidades de promoción dentro de los centros.


El perfil de edad de los profesores varía de manera considerable en los diferentes países, pero en muchos de ellos el personal docente está envejeciendo. En la mayoría de los casos, una gran parte de los profesores tiene más de 40 años. En promedio, en los países TALIS el porcentaje de profesores mayores de 50 años duplica prácticamente el de menores de 30 años. En términos medios, un 27 % tiene más de 50 años (y un 40 % o más en Austria y Noruega, y más del 50 % en Italia), y solo un 15 % es menor de 30 años (aunque un 33 % en Malta y un 44 % en Turquía). Muchos países se verán pronto en la obligación de sustituir un elevado número de profesores jubilados.


La enseñanza es una profesión relativamente estable, con una alta seguridad laboral. En los países TALIS, alrededor del 85 % de los profesores tiene contratos permanentes. Aproximadamente las dos terceras partes han enseñado durante más de diez años y en Austria e Italia la mayoría tiene más de 20 años de servicio.


Sin embargo, algunos profesores, sobre todo los que se acaban de incorporar a la profesión, se enfrentan a la incertidumbre y al reto de contratos de tiempo limitado, habitualmente de un año o menos de duración. En Brasil, Irlanda, Islandia y Portugal, al menos un profesor de cada cuatro tiene un contrato de duración limitada. Para muchos profesores, estos requisitos deben ser satisfechos con éxito antes de que se les otorgue un contrato indefinido. Los responsables de las políticas educativas necesitan establecer un equilibrio entre las ventajas de mantener un equipo de profesores experimentados y de larga duración frente a la necesidad de dinamismo y «sangre nueva».


Tres cuartas partes de los profesores trabajan en centros cuyos directores tienen poco que decir sobre sus remuneraciones. Por otra parte, la gran mayoría enseña en centros con amplia autonomía en otros asuntos: alrededor de las dos terceras partes trabajan en centros con una considerable responsabilidad en la contratación y despido de personal, tres cuartas partes en centros que desarrollan su propio presupuesto y un 95 % lo hace en centros que fijan sus procedimientos disciplinarios. La autonomía de los centros es un factor importante para permitir que los directores escolares gestionen los temas tratados en este informe y la devolución de responsabilidades puede contribuir a que los centros estén mejor preparados para hacerlo.


TALIS interrogó a los directores de centros de enseñanza sobre tres aspectos de los niveles de dotación de personal docente: tamaño de las clases, ratio de profesores y personal administrativo/directivo, y ratio de profesores y personal de apoyo pedagógico.


La variación más destacada se registró en este último aspecto. En un extremo del espectro, Islandia dispone de una persona de apoyo pedagógico por cada seis profesores, mientras que Austria, Bélgica (Fl.), Italia y Turquía tienen menos de una por cada 20 profesores. En algunos países, parece haberse alcanzado una cierta solución de compromiso entre diferentes aspectos de los recursos. Por ejemplo, los tamaños en promedio altos de las clases se compensan con un apoyo pedagógico relativamente mayor, en tanto que en Austria sucede lo contrario. Sin embargo, no se trata de un modelo general: en una serie de países los centros están relativamente bien o mal dotados de recursos en todos estos aspectos.


Fuente

Informe TALIS

La creación de entornos eficaces de enseñanza y aprendizaje.

Síntesis de los primeros resultados

OCDE
199013_TALIS.pdf


 

miércoles, 4 de noviembre de 2009

MEJORA DE LAS PRÁCTICAS DE ENSEÑANZA

Publico a continuación, la segunda parte del informe TALIS, esta vez referido a la mejora de las prácticas de enseñanza. En post siguientes terminaré con dicho informe.

Las ideas, prácticas y actitudes de los profesores son importantes para comprender y mejorar los procesos educativos. TALIS examina varios de estos factores que, en estudios previos, han demostrado ser importantes para la mejora y la eficacia de los centros de enseñanza.

¿Cómo difieren las ideas sobre la enseñanza y las prácticas docentes entre los distintos países?
Dos visiones alternativas de la enseñanza destacan, por un lado, el papel del profesor
en la transmisión de conocimientos y la aportación de soluciones correctas y, por otro lado, el papel de profesor como agente facilitador del aprendizaje activo de los estudiantes que buscan las soluciones por sí mismos. Esta última visión «constructivista» de la enseñanza generalmente cuenta hoy día con más apoyo entre los profesores encuestados que la visión más antigua de la «transmisión directa».

La visión constructivista predomina en los países de Europa noroccidental, Escandinavia, Australia y Corea. Su dominio es menor sobre la visión de la transmisión directa en Brasil, Europa meridional y Malasia. De hecho, en Italia y Malasia, la preferencia de los profesores por uno de los dos sistemas está más igualada.

Mientras que estos resultados presentan las dos opciones contrapuestas, los profesores que apoyaron una de las visiones de la enseñanza no necesariamente tuvieron menos probabilidades de sostener la otra, lo que indica que muchos las consideran complementarias. Las excepciones son Austria, Australia e Islandia, los países con un apoyo más fuerte a la opción constructivista y en donde los profesores que sostienen esta idea no apoyan la transmisión directa.

Los profesores de todos los países comunicaron el uso en la clase de prácticas dirigidas a garantizar el aprendizaje como opción bien estructurada («prácticas estructuradas») con mayor frecuencia que el empleo de prácticas orientadas al alumno, tales como adaptar la enseñanza a las necesidades individuales. Estos dos tipos de prácticas educativas se utilizan con mayor frecuencia que actividades como el trabajo de proyectos («actividades reforzadas»), que exigen una participación más activa del alumno. Este modelo se verifica en todos los países. Dado que cada una de estas prácticas puede incrementar el rendimiento de los estudiantes, los países que utilizan en menor medida las actividades orientadas al alumno y las actividades reforzadas tienen la posibilidad de mejorar sus resultados aplicándolas en mayor medida.

También es destacable que el dominio de las prácticas estructuradas en los países sea, en cierto grado, contrario a la preferencia general por las ideas constructivistas, que cabría relacionar más estrechamente con las prácticas orientadas al alumno. Los factores que impiden a los profesores aplicar sus ideas sobre la enseñanza requieren investigaciones adicionales, si bien este hecho puede representar una fuente de frustración para los profesores.

Los profesores de matemáticas ponen más énfasis en la estructuración. Los profesores de humanidades informan de que son relativamente más propensos a asignar trabajo de proyectos y otras formas de actividades reforzadas, y en asignaturas que enseñan habilidades prácticas se tiende a usar más las actividades orientadas al alumno . Esto muestra la importancia de mantener un currículo equilibrado que permita al alumno aprender a asumir responsabilidades sobre su aprendizaje, y sugiere también que puede ser un objetivo para los profesores de matemáticas ampliar su repertorio.

¿Cómo utilizan los profesores su tiempo lectivo y qué opinión tienen sobre su propio rendimiento laboral?
La cooperación entre profesores en todos los países adopta la forma de intercambiar y coordinar ideas e información con mayor frecuencia que la colaboración profesional directa tal como la enseñanza en equipo. Sin embargo, hay importantes diferencias entre países, siendo la colaboración profesional relativamente más habitual en Polonia, República Eslovaca y Turquía y mucho menos común en Bélgica (Fl.), Eslovenia y España. Hay posibilidades de reforzar esta forma de cooperación que, según los estudios, ha demostrado incrementar la eficacia del centro de enseñanza.


Fuente
Informe TALIS
La creación de entornos eficaces de enseñanza y aprendizaje.
Síntesis de los primeros resultados
OCDE
199013_TALIS.pdf
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis sitios

Google+