lunes, 25 de junio de 2012

Actitudes hacia el aprendizaje de Matemáticas y Ciencias

¿Cuál es la importancia de las actitudes frente a los aprendizajes en Matemática y Ciencias? ¿Qué relación existe entre el autoconcepto y los aprendizajes? ¿Qué otros predictores de éxito en los aprendizajes tenemos? Las respuestas a estas preguntas son obtenidas de las evaluaciones TIMSS.  


Ayudar a los estudiantes a desarrollar actitudes positivas hacia las Matemáticas y las Ciencias es un objetivo importante del currículo en muchos países. La motivación de los alumnos para aprender puede verse afectada por el hecho de si consideran que la asignatura es agradable y tiene valor, y si piensan que es importante para sus carreras actuales y futuras. El interés personal, en una asignatura motiva al alumno y facilita el aprendizaje al ir más allá de la información superficial. Además, la motivación de los estudiantes pueden verse afectada por su confianza en sí mismos para aprender la asignatura. Los resultados de TIMSS han demostrado que los estudiantes con más autoeficacia o con mayor autoestima, generalmente rinden más en Matemáticas y Ciencias. Debido a que la motivación para aprender incluye tener la sensación de poder tener éxito, es importante, que los estudiantes tengan un fuerte concepto de sí mismos acerca de sus habilidades, con el fin, de seguir construyendo sobre los niveles actuales de aprendizaje para conseguir niveles superiores. Una actitud positiva hacia las Matemáticas y las Ciencias y un fuerte concepto de sí mismos de los estudiantes, les alienta a comprometerse con el aprendizaje y a mostrar persistencia, esfuerzo y atención. Los que muestran altos niveles de compromiso tienen mejores rendimientos, y los que consiguen los mayores logros tienen, a su vez, un elevado concepto de sí mismos y una actitud positiva.

Al igual que la cantidad de deberes asignados por el profesor a los alumnos varía entre países, el tiempo que estos pasan haciendo deberes en sus hogares también es diferente, por tanto la relación existente con su rendimiento es un tanto ambigua. Los que tienen rendimiento superior pueden estar más motivados para dedicar tiempo a los deberes. Los estudiantes con mejor rendimiento, sin embargo, pueden tardar más tiempo en hacer los deberes. Hay indicios, de que no es la cantidad de tiempo dedicado a los deberes en sí, sino el grado de conciencia y de motivación para completar los deberes, así como, la calidad de los deberes lo que importa. La diligencia que se pone en hacer los deberes y los resultados que se obtienen al hacerlos, pueden ser unos predictores del éxito académico, más fuertes que el tiempo invertido en hacerlos.




Extraído de
TIMSS 2011 Marcos de la Evaluación
Ina V S Mullis y otros
Obra publicada por acuerdo con la IEA, originalmente bajo el título: TIMSS 2011 Assessment Framewoks.
Editado por: TIMSS & PIRLS International Study Center Lynch School of Education, Boston College


Publicaciones recomendadas
Compromiso social y formación docente
Leer y escribir en tiempos de Internet
El placer de la lectura


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis sitios

Google+